20 mar. 2008

¡Pasar con cuatro, aagghh!

Mi tocayo de ideas claras ha resucitado toda la carnaza para carcamales imaginable, entre la cual el peligro de pasar de curso con cuatro asignaturas pendientes. Cuanto más lo pienso más me parece, créanme, un debate para tarugos. Si todo se diseña, se enseña y se evalúa por asignaturas, ¿por qué sólo promocionar –o por qué tener que repetir- por conglomerados más o menos arbitrarios de ellas? ¿Por qué pasar de curso –mal dicho- con cuatro asignaturas –que han de repetirse en todo caso- sería una barbaridad pero repetir seis ya superadas –o siete, ocho, nueve, pues también los hay contrarios a pasar con tres, dos o una- sería una genialidad? En la Universidad se puede llegar al último curso con asignaturas de primero y, aunque no nos parezca lo ideal, les aseguro que nada se tambalea. Simplemente, cuando se considera imprescindible superar una asignatura para cursar otra, y sólo entonces y a esos efectos, se establece la primera como llave, pero de una en una.

Esto me recuerda una anécdota sobre la resistencia al cambio. En la Segunda Guerra Mundial, el ejército inglés encargó un análisis de la eficacia de sus usos. Uno sorprendente era que, al disparar algunas baterías artilleras, dos soldados debían situarse firmes, a ambos lados, con el brazo derecho flexionado y el puño a la altura de la clavícula, sin función aparente. Llevó cierto tiempo descubrir que era un residuo de cuando tales baterías eran transportadas en carros tirados por caballos y habían de sujetar las riendas para que no salieran de estampida con la detonación. Los caballos ya no estaban, pero la institución seguía en sus trece. La enseñanza se organiza en asignaturas por la especialización del profesorado y en cursos por conveniencia administrativa, con el efecto imprevisto y desastroso de que fallar en una parte suponga repetir también el resto, algo evidentemente ineficaz y disuasorio, una causa mayor de abandono. Pero algunos viven para la inercia y para indignarse cuando se cuestiona.

19 comentarios:

  1. Se te ven los coloretes Marianete, siempre defiendes al PZOE.
    Estamos esperando, más de uno, que te pronuncies sobre el soborno de 7000 euros que han ofrecido al profesorado andaluz si suben los aprobados

    ResponderEliminar
  2. Tannhäuser14:57

    ¿Y por qué no, don Mariano, extender tan democrática costumbre a Primaria? Al fin y al cabo ya llegan a las aulas de la ESO alumnos que apenas leen deletreando. Luego, entrar en Secundaria sin saber sumar ni restar no tiene por qué ser un castrante inconveniente, ya aprobarán en Bachillerato... o durante la carrera, si les da por estudiar Pedagogía o Sociología.

    ResponderEliminar
  3. Por dios...!!
    ¿Cuántas sandeces más habrá que seguir leyendo a este esbirro del PSOE que en su vida a pisado un aula de secundaria?... Y eso que es psicopedabobo!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16:21

    Genial, es la educación de la ignorancia. Gracias a estas opiniones se tienen llenas las aulas de primero de ESO de gente que no sabe escribir, y que tampoco sabe la tabla de multiplicar. Mire usted, la LOGSE ha conseguido convertir las aulas en guarderías, precisamente por lo que su ignorancia critica, o sea, empeñarse en la PIL que posibilita que se enseñe a multiplicar sin saber sumar. Pero tranquilo que sobornando a los profesores con 7000 euros todos estarán aprobados

    ResponderEliminar
  5. Pues cuántos fscistas idiotas quedan en la península!!!!! Caraduras de medio pelo, jamás van a reconocer el carácter social de la educación....

    ResponderEliminar
  6. Profesor Enguita: sus palabras resultan de vital importancia a la hora de desentrañar el carácter de clase de la escuela....

    ResponderEliminar
  7. Señores ya esta bien de cinismo, me supongo que ustedes forman parte de esa generacion de analfabetos funcionales que salen del sistema, de esos genios frustados que no tiene ni vocacion ni cualificacion para educar a nadie. Puedo llegar a entender que no tengan la primera ya que cada cual es libre de escoger su profesion, y tambien la segunda sabiendo como promociona la gente en el sistema educativo, pero lo que no entiendo es que se rasquen las vestiduras porque la gente no aprenda un curriculum tan amplio e irracional que no me estraña que los chicos se aburran y odien cada vez mas la escuela y a los carceleros en que se han convertido los profesores. Incluso puede que algunos de usteder formen parte de esos valientes activistas que nunca han reivindicado una titulacion superior para los estudios de magisterio (ampliando su formacion)ni un CAP que no se regale con los paquetes de pipas, claro que estaban ocupados con cosas mas importantes como subirse el sueldo o asegurarse un trabajo mandando a los chicos de 11 años al instituto y mezclarlos con otros de 18 para que formen su caracter a base de Bullying. Miembros de ese grupo de licenciados profesionales responsables de formar a los maestros y profesores en la universidad, a ese personal incapaz de enseñar a sus alumnos comunicarse en con personas de otros paises, solucionar problemas, razonar, formarse un criterio propio,ser innovadores y emprendedores. Claro que para ustedes la funcion de la educacion se limita a conocer y hacer cosas que otros les manden, con lo cual sobra de su agenda educativa el ser y convivir, no dudo en que ustedes han pasado por la escuela lo que me pregunto es si alguna vez la escuela ha pasado por ustedes.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo03:03

    @Rafa: ¿"a pisado" ? ¿Y tu das clases en secundaria?

    ResponderEliminar
  9. Paula12:03

    Buufff y quizás un poco menos de personalismo y un poco más de distancia? no vayamos a creernos, como señala Peiró, que llevamos toda la carga del FUTURO a nuestras espaldas...

    ResponderEliminar
  10. No es personalismo, ni es que crea que tengamos que cargar a solas con la responsabilidad de su futuro, pero pienso que como profesionales algo si nos corresponde, maxime cuando los chicos pasan entre 6 y 8 horas al dia en la escuela, cinco dias en semana durante 9 meses al año y trece años como minimo. La critica deberia comenzar por uno mismo y plantearse si hacemos todo lo posible para que los jovenes aprendan, el profesor Enguita a dado su opinion con argumentos solidos poniendo como ejemplo el caso de la promoción en la universidad, creo que al menos se merece una respuesta argumentada. A Paula y al verdugo en el humbral les recomiendo la lectura de un interesante articulo de Javier Melgarejo http://www.fundacionluminis.org.ar/articulos/reextra2006a14.pdf
    y el libro de Sternberg Inteligencia Exitosa 2000 Paidos. Tambien se lo recomendaria a Esgol, Tannhäuser, Rafa y Anonimo pero creo que ellos ya tienen su verdad teleológica y no creo que les interese.

    ResponderEliminar
  11. Perdona Ernesto, ni tú ni Mariano sois profesores de secundaría, así que lo de argumentos solidos me da la risa. La realidad de los centros está ahí, igual que sus consecuencias, y los profesionales de le educación (los que agarran la tiza) lo sabemos muy bien.
    No es una cuestión de teología, ni de fe.
    De la fe viven los charlatanes.

    ResponderEliminar
  12. Ah, y Xavier Melgarejo es otro de los patanes que viven de justificar las bondades de la Logse.
    Solo hay que verlo en la tele del PZOE diciendo que el fracaso de la educación es la mala formación del profesorado

    ResponderEliminar
  13. Anónimo20:44

    Esgol, no sabía que para hablar de educación secundaria había que ser profesor de secundaria. Bueno, yo sí soy profesor de secundaria y comparto buena parte de las reflexiones de M. Fernández Enguita. Es cierto que abusa en ocasiones de un tono agresivo respecto al profesorado, pero ¿quién puede dudar que los profesores debemos asumir nuestra parte de responsabilidad en el funcionamiento de los centros educativos? Yo en muchos claustros y pasillos sólo escucho a profesores que echan balones fuera: "la administración no nos tiene en cuenta y cada vez nos exige más", "los padres/madres no están encima de sus hijos", "los alumnos no se esfuerzan, son unos vagos"... ¡Qué casualidad, nunca se reclama nada de los profesores! ¿Dónde queda la autocrítica?

    BURMA

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10:16

    "Esgol, no sabía que para hablar de educación secundaria había que ser profesor de secundaria. Bueno, yo sí soy profesor de secundaria..."

    Pués SI, se recomienda, y además... no sabes ni mentir

    ResponderEliminar
  15. Ciencia mostrenca siempre ha sido el que no hay mejor ornitólogo que un pájaro...

    ResponderEliminar
  16. Lo admito soy un charlatan, disfruto hablando con los jovenes algo que forma parte de mi trabajo como educador no formal durante mas de 25 años, tambien es cierto que no hay mejor maestro que uno mismo, o sea que el mejor maestro no es el docente sino el alumno, desgraciadamente, en nuestro pais, estos no tienen libertad de eleccion en temas curriculares o de profesorado, ni siquiera se les pregunta su opinion al respecto, de hecho las evaluaciones de los docentes las realiza un coleguilla inspector/profesor. En cuanto a lo de la cualificacion me supongo que alguien que se dedica a hacerse pajas mentales con la tiza en la mano y de espaldas al alumnado, seguro que acumula una larga experiencia educativa. De cualquier forma mis opiniones no solo se basan en mi experiencia o los estudios realizados con los jovenes sino en el contraste de la misma con muchos buenos profesores con mas de 20 años de experiencia en la enseñanza publica primaria, secundaria y universitaria.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo17:41

    "el mejor maestro no es el docente sino el alumno, desgraciadamente, en nuestro pais, estos no tienen libertad de eleccion en temas curriculares o de profesorado, ni siquiera se les pregunta su opinion al respecto, de hecho las evaluaciones de los docentes las realiza un coleguilla inspector/profesor. En cuanto a lo de la cualificacion me supongo que alguien que se dedica a hacerse pajas mentales con la tiza en la mano y de espaldas al alumnado, seguro que acumula una larga experiencia educativa"

    Sin comentarios

    ResponderEliminar
  18. Anónimo16:29

    Soy estudiante argentina de Ciencias de la Educación, mientras hacía un resumen de un texto de su autoría, La cara oculta de la escuela, decidí buscar en Internet, para ver quién era el autor. Mi sorpresa ha sido muy grata al encontrar este lugar, pues no solo veo su cara en una foto, sé que no está muerto, que piensa y se comunica con mucha gente y encima, yo puedo escribirle!!! Bueno, los debates sobre educación son tantos, le aclaro que soy docente de primaria, que no sé por donde empezar, solo decirle y compartir con sus lectores lo interesante que ha sido leer sus trabajos, y leyéndolo comprendo sus posturas "revolucionarias", es que el sistema nos oprime, no podemos pensar distinto, pero siga Ud. rompiendo esquemas que nadar contra la corriente para algunos es una forma de vida. Si no le molesta quisiera saber qué piensa al respecto de la educación del futuro, digamos 50 años, ¿vamos hacia el individualismo en materia educativa? ¿este avance tecnologico quedará plasmado en Educación? ¿las comunidades virtuales suplantarán a las aulas abarrotadas de niños domesticados? Al leer los profundos cambios radicales sufridos por la escuela, vi un hilo conductor: la sociedad del momento, el eje del poder, pero ahora veo que las personas empiezan a usar su poder individual, no como los liberales de antaño sino como una válvula de escape ante los sistemas decadentes y corruptos. Pienso en una sociedad más humana y la vía del encuentro es otro humano, tal vez la Internet sea la antesala. Bueno, ojalá tenga tiempo de leer mis comentarios. Saludos a todos los lectores españoles.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo14:33

    Si tú eres argentina yo soy chino.

    ResponderEliminar