Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

8 jul. 2011

¿Es aconsejable subir las tasas, en vez de los impuestos, para mantener las infraestructuras?

Impuestos, tasas... y multas. Los impuestos, cuanto más progresivos mejor, deben servir para los equipamientos servicios de interés universal (p.e. la seguridad, la sanidad, la educación básica) o necesarios para los grupos más desfavorecidos (p.e. la asistencia social o la ayuda a dependientes), así como para desincentivar ciertas conductas (p.e. el tabaco o el alcohol); las tasas, para los consumos selectivos y optativos (p.e. las autovías, los vuelos o, con formas adecuadas de financiación personal, las matrículas universitarias); las multas, para disuadir de ciertas externalidades y compensar por ellas. Como sé que esta tercera propuesta resulta más exótica, me extiendo: la limpieza de las calles la pagamos todos pero la suciedad la producen especialmente algunos que, además, seguro sufren menos con ella. Si ensuciarlas se sancionara con firmeza la norma moral, cultural y legal de no hacerlo resultaría más credible, la conducta dañina menos frecuente y los los costes de limpiarlas se verían en parte sufragados en beneficio de todos y en descargo relativo de los no multados.