8 abr. 2009

¿A quién le importa el tiempo del alumno?

Con retraso, el Ministerio se dio cuenta de que repetir curso hace más mal que bien, pues el alumno no sólo ha de aprender lo que no aprendió, sino repetir también lo que sí, en vez de algo nuevo; de que era incongruente que las carreras universitarias puedan hacerse en cualquier orden y secuencia (excepto asignaturas secuenciadas) mientras en secundaria se pone a los adolescentes en el disparadero del abandono prematuro; de que, en fin, ningún aprendizaje sensato puede añadir, a la necesidad de volver sobre lo no aprendido, la de autolacerarse fingiendo reaprender lo aprendido. Pero llega el Tribunal Supremo y decide que, si la LOE niega la promoción con más de dos supensos (cierto) y si los magistrados interpretan que cursar algunas asignaturas del año ulterior es promocionar (arbitrario, pues podría interpretarse así o al revés), los adolescentes que ya perdieron su tiempo tendrán que perder más para que la doctrina cuadre. Dura lex sed lex.

¿A quién le importa? A nadie: si no alcanzas el nivel, debes repetir las asignaturas y el curso entero, pero pensar siquiera en emplear más tiempo en el propio curso, antes de repetirlo (jornadas más largas, clases suplementarias, de verano) es tabú. ¿Por qué? Porque esto afectaría al tiempo del profesor, que es sagrado, mientras que aquello se hace a costa del tiempo del alumno, que se puede despilfarrar.


5 comentarios:

  1. ¡Ah, don Mariano! Ha dado usted en el clavo.

    Lo que pasa es que los maestros y profesores tienen Sindicatos y los alumnos no. Los alumnos y padres sólo somos tenidos en cuenta cuando hay que salir a la calle a luchar por las mejoras en las condiciones laborales de aquéllos. Porque no se trata de otra cosa.

    Por las mejoras lectivas de los alumnos nos preocupamos los padres (los que no hacemos caso de los cantos de sirena de los sindicatos). Nosotros vivimos el día a día de los exaustivos "deberes" para casa, que no son malos si no son muchos. Ahora mismo, que comienza un período vacacional por Semana Santa (que en la Comunidad Valenciana dura desde el hoy , 9 de Abril, hasta el 20 ¡11 días!). ¿Sabe usted a qué se van a dedicar los niños y niñas con cierto sentido de la responsabilidad, ya sea propio o inducido, en este tiempo? Pues a hacer deberes. Los profesores y maestros, a la bartola (que están estresados), y los estudiantes a currar (para no perder forma).

    Pero si pedimos una hora más diaria, (que si se cuentan acumuladas representan un curso y medio más durante todo el período obligatorio), entonce se pone el grito en el cielo y se rompen las Plataformas. Lo mismo que la jornada partida.

    Sí, estamos en mundo desigual, compuesto de mentiras y fantasías. Incluso puede que esto que estoy diciendo también lo sea...

    ResponderEliminar
  2. Chemi Martín17:18

    Yo soy un maestro con poca ciencia y aún menos experiencia.
    La suya me parece una propuesta muy interesante para hacer de la ESO un sistema más flexible y por tanto, más inclusivo. También veo que eso supone una oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo para mayor número de profesores. Aunque eso supondría aumentar el gasto en educación y eso ya es harina de otro costal. Recuerdo que en España estamos en el vagón de cola europeo en cuanto a gasto educativo. O,¿es que ahora toda la culpa del estancamiento educativo la vamos a tener "los vagos-maestros-sindicalizados-apoltronados"?

    ResponderEliminar
  3. Juan00:07

    Pero bueno ¿de qué estáis hablando? ¿Qué alumnos de la ESO se dedican a estudiar en vacaciones si la mayoría no estudian durante el curso? ¿Tampoco se va a poder mandar deberes para casa? ¿Y sin trabajo individual, en casa, con tranquilidad, echando horas de estudio, de ejerciicos y deberes se pretende que los alumnos alcancen los objetivos propuestos? Por ejemplo: en Inglés debrían saber expresarse y entender oralmente y por escrito textos de dificultad variada al termiar la ESO ¿cómo? ¿distryendose, distrayendo a sus compañeros y jugando en clase?
    Ni LOGSE, ni LOCE, ni LOE.
    Desde http://crisiseducativa.wordpress.com exigimos un cambio radical del sistema educativo.Y ya.

    ResponderEliminar
  4. Juan17:20

    Las postura de trinchera no van a mejorar nada ante la "crisis educativa" que exige cancelar y ya, Juan. Este es el gran drama: que nadie es capaz de ponerse de acuerdo con nadie, de adoptar puntos de común sentido, de trabajar codo con codo, de decir la verdad de nuestro sistema y de darle importancia a aquello que lo tiene.

    El tiempo, tiene su importancia y el profesorado lo tiene.
    Cierto también que el tiempo escolar está condensado hasta la extenuación...
    Los deberes compartidos que sirvan para implicar a alguien más también sirven... si después los utiliza el profesorado para revisar que se ha hecho con el tiempo escolar diferido.
    El profesorado tiene que dar cuenta de su tarea...no son más holgazanes que otros colectivos, pero su influencia es crucial. Al profesorado que valga se le debe pagar en consonancia, al que cubra su tiempo sin ausencias también. La distinción que hacemos los docentes a diario con los alumnos, no la permitimos en nosotros.
    Los compañeros de viaje... muchos si piensan en buscar el lado del compromiso: el foro de Juan, profesor de Huelva, lo demuestra.

    ResponderEliminar
  5. El mal del 2º bachillerato es conocido, bastaría con hacer un simple sondeo entre alumnos universitarios, probablemente muchos concluyeran que exige mayor dedicación que el muchos cursos de carreras universitarias. El mal le viene por su propio diseño, la actitud docente y la misma selectividad.
    Un alumno que repita con dos asignaturas se convierte en tarea titánica abordar después la selectividad, que ya no tiene razón de ser, la facultad que lo necesite que haga su selección de alumnado.
    Hay otro dato más preocupante, un secreto voces: sin los apoyos externos (familiares o academias) sería inviable.
    Hace tiempo publique una pequeña muestra, los escasos datos se refieren alumnos que han superado bachillerato o que lo están cursando (algunos aún en 1º), con lo cual el resultado del 73% de alumnos con apoyo lo considero a la baja. Se excluyeron los abandonos.
    Un muestra estadística más amplia confirmaría que la "salud" de esa etapa necesita de urgente tratamiento.
    Os dejo el enlace:
    http://bitacoradelgaleon.blogspot.com/2009/03/exito-escolar-y-apoyos-externos.html

    ResponderEliminar