27 feb. 2014

Todo lo que siempre quiso saber sobre la jornada escolar... y nunca se atrevió a preguntar (en 6 cómodos vídeos)

Todos los años, por estas fechas, comienzan las escaramuzas sobre la jornada escolar, es decir, la pugna de la mayoría de los profesores y de una minoría de padres de la escuela pública por lograr la jornada intensiva y matinal (también llamada continua o compactada, según donde). El conflicto tendrá pronto un cuarto de siglo, pero este año se recrudece porque, en medio de los recortes presupuestarios y del conflicto entre el profesorado las familias de la escuela pública, por un lado, y las administraciones, por otro, estas ven en la jornada intensiva una vía de ahorro, ya que al menos reducirá la demanda de comedores y, por tanto, el coste de subvenciones y becas, así como la oportuna golosina con que desmovilizar a los profesores e introducir una cuña en su frente con los padres. Eso explica la súbita conversión de varias administraciones conservadoras, que antes se habían opuesto, a una política más permisiva hacia la demanda docente de jornada intensiva, como vemos que sucede en Cataluña, la Comunidad Valenciana, Aragón y Madrid.

(Entre paréntesis: si los gobiernos autonómicos del PSOE, con o sin IU, han terminado aceptando la jornada intensiva como un mal menor (Canarias, Andalucía) o incluso se han anticipado a la refriega organizándola por su cuenta (Extremadura, Castilla-La Mancha), y los gobiernos del PP, o el conservadurismo nacionalista (CiU, PNV), se han mostrado más opuestos, no es porque la jornada intensiva sea "de izquierdas" -todo lo contrario, teniendo en cuenta a quién beneficia y a quién perjudica-, sino porque aquellos ven en el profesorado parte de su electorado natural y estos a un adversario -ambos se equivocan-, y porque estos gobiernan comunidades más ricas y con mayores tasas de actividad laboral de las mujeres.)

En fin: todos los años, por estas fechas, me llueven mensajes y solicitudes en torno a la cuestión de la jornada continua que no puedo permitirme atender. Por eso he grabado media docena de vídeos tratando prolijamente el asunto. Están disponibles en YouTube, con anexos en forma de presentaciones en SlideShare (con tablas, gráficos, etc.)

La serie de seis vídeos  y presentaciones comprende:

1. El ritmo vital de niños y adolescentes. Vídeo / Presentación
2. Falsos tópicos sobre la jornada continua. Vídeo / Presentación
3. ¿A quién conviene qué jornada?. Vídeo / Presentación
4. El balance de la jornada matinal. Vídeo / Presentación
5. Un proceso antidemocrático y errado. Vídeo / Presentación
6. Elegir jornada en vez de imponerla. Vídeo / Presentación


En la información de cada vídeo se incluye un enlace a la presentación con los datos, gráficos y otras diapositivas (en Slideshare).

*****

CONTENIDO DE LOS SEIS VÍDEOS Y PRESENTACIONES:

  1. Trata de los ciclos y ritmos de sueño, atención y fatiga de niños y adolescentes y de lo que sabemos y no sabemos de su relación con el rendimiento académico. Muestra los resultados de la investigación científica sobre la cronobiología y la cronopsicología de los niños y sobre las alteraciones circadianas, en particular del sueño, que se producen en la adolescencia. O de cómo el horario escolar parece empeñado en contradecir a la naturaleza y a la ciencia.
  2. Trata de las habituales afirmaciones gratuitas e infundadas, y generalmente falsas, sobre las presuntas bondades de la jornada escolar continua: que los niños son intratables por la tarde, que la jornada continua mejora el rendimiento escolar, que toda Europa la tiene, que numerosos estudios la apoyan, que la experiencia ha sido positivamente evaluada, etc.
  3. Trata de cómo a distintos tipos de alumno y a distintos tipos de familia pueden convenir distintas jornadas, de cara tanto al logro académico como al desarrollo de otras actividades formativas; de cuál y cómo conviene a la incorporación de las mujeres a la vida económica activa y, finalmente, de los intereses gremiales del profesorado en este punto.
  4. Trata de los datos e indicios (más bien lo segundo) que tenemos y no tenemos (más bien lo segundo de nuevo) en torno a los efectos de la implantación jornada escolar sobre el rendimiento de los alumnos, las actividades extraescolares y comedores, el tiempo de ocio, la vida familiar y el trabajo del profesorado.
  5. Trata del absurdo y recalcitrante error de pretender imponer una jornada única a todos los alumnos -o tal vez de imponer a unos la que conviene a otros-, del abuso contra las cohortes futuras de alumnos y sus familias que supone dejar el proceso cerrado, del daño que puede hacer a la escuela pública; también del penoso papel de los sindicatos de la enseñanza, el ambiguo  inconsistente posicionamiento de los partidos de izquierda y de derecha. 
  6. Sexto y último de una serie de seis vídeos sobre la jornada escolar. Este propone sustituir el actual procedimiento de votación de una jornada igual para todos, sea continua o partida, por la elección individual de una u otra por las familias al comienzo de cada ciclo escolar. Indica un posible procedimiento para hacerlo y muestra cómo esto permitiría una mayor participación de las familias, un grado incomparablemente mayor de satisfacción de las diferentes expectativas, arbitrar distintas jornadas a distintas edades, no hipotecar a las futuras cohortes de escolares, cambiar la jornada de un mismo alumno cuando se mostrase conveniente, un modelo siempre experimental y siempre reversible y ajustable, la evacuación del profesorado del proceso, decisiones más fundamentadas por parte de los padres, la descongestión de algunas infraestructuras y un mejor servicio de las AMPA a las familias.

********
LICENCIA CREATIVE COMMONS

Se puede disponer libremente de estos vídeos en términos de la licencia CCBy, es decir, se pueden reproducir y distribuir en todo o en parte o recombinar citando la procedencia. Espero que sean de utilidad. A pesar de lo artesanales que son (la producción de vídeo no es lo mío), me han llevado bastantes horas, pero los he hecho porque no puedo permitirme acudir a todas las AMPAs y FAPAs que se enfrentan al calvario de la jornada y me lo piden. Animo a quien sea a que disponga de ellos como quiera, donde quiera y cuando quiera. Si alguien desea además contar con mi participación, sea en persona o en vídeoconferencia, puede ponerse en contacto, pero eso ya depende de mi agenda y no es gratis.

Otra información en http://bit.ly/1glFV0Y
Suerte.