Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

10 jul. 2009

El síndrome Amok


Me hace pensar en él un profesor que se lamenta ante mí de que la violencia haya entrado en los centros. Que hay violencia en la sociedad y en la familia está fuera de discusión, pero de ahí no se deduce que un problema exógeno haya irrumpido en el santuario escolar.
es seguro que la última institución basada en la conscripción se enfrenta ahora a un público más crecido y, dentro de él, a un sector más disconforme que nunca con ser sometido a una adolescencia forzosa, una actividad intelectual que no le interesa, una disciplina que no aguanta, un trato que no soporta y un retraso en su incorporación al mercado de trabajo y, en general, a la vida adulta. Quizá no hayamos reflexionado lo suficiente sobre el hecho de que, en los últimos años, las masacres sin sentido (el síndrome Amok: un comportamiento asesino, indiscriminado, producto de un estallido de rabia aparentemente no provocado), tengan lugar, cada vez en mayor proporción, en escuelas secundarias. Contando desde la más famosa, la de Columbine, ha habido hasta hoy siete en las aulas de secundaria y tres en la educación superior: Littleton (Columbine High School), EEUU, 1999; Erfurt (Gutenberg), Alemania, 2002; Carmen de Patagones (Islas Malvinas), Argentina, 2004; Kauhajoki (Seinajoki), Finlandia, 2008; Winnenden (Albertville), Alemania, 2009; Tuusula (Jokela), Finlandia, 2007; Emsdetten (Geschwister Scholl), Alemania, 2007; la policía alemana frustró otra en Colonia, 2007. Podrían añadirse otras en instituciones postsecundarias o universitarias, como el Dawson College en Westmount, Canadá,   Virginia Tech en Blacksburg, 2007, o la Northern Univ. of Illinois en DeKalb, 2008.
Apenas cuatro tuvieron lugar fuera de los recintos escolares: en unos almacenes pero obra de un joven de diecinueve años desertor de secundaria (Omaha, 2007), la sede de un parlamento (Zug, Suiza, 2001), una fiesta adolescente aunque perpetrada por un adulto (Crandon, Winsconsin, 2007) y una estación de metro (Tokio, 2008).