Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

5 may. 2014

Demasiados suspensos

    Me escribió hace ya un par de semanas Mar Muñiz, del diario El Mundo, para que le respondiera algunas preguntas con vistas a un suplemento especial sobre 25 años de educación (por los otros tantos del periódico) en el que publicaría un artículo que partiría de los los rankings para hacer un diagnóstico del sistema educativo español. Las preguntas era numerosas y las respuestas, lógicamente, otro tanto, aunque breves. Después el espacio prometido a la periodista se ha visto reducido a la mitad, con lo que el dedicado a los entrevistados, todavía más. Se puede acceder aquí a lo publicado por el diario, el pasado día 30/4, y, a continuación, reproduzco las preguntas y respuestas originales.

1.       La LOGSE ha sido muy criticada y se la responsabiliza de los malos resultados del sistema educativo (datos de abandono y resultados en PISA por debajo de la OCDE). A su juicio, ¿cuáles fueron sus principales logros y fracasos?
En porcentaje de fracaso los resultados de la LOGSE son mejores que los de la LGE, anterior. El récord de la LOGSE está por debajo del 30% y con la LGE se superó ampliamente, con la diferencia de que en la LOGSE es a los 16 y en la LGE era a los 14. La LOGSE, por tanto, es un éxito comparada con la LGE.
Su principal logro ha sido llevar al 70 o el 80% del alumnado hasta los 10 años de escolaridad común. Su fracaso no lograrlo con el 20-30% restante y, más aún, no tener nada para estos, dejándolos fuera del sistema educativo. 

2.       Ud. dice que suspendemos y repetimos demasiado y que no quedamos tan mal en PISA como en número de titulados en ESO. Pero la idea de que el nivel de los chicos es bajo y de que se pasa de curso de cualquier manera está muy extendida, ¿qué hay de cierto entonces? ¿No bajaría demasiado la preparación de los estudiantes suspendiendo menos?

Es sencillo: estamos en una posición media, algo baja, en PISA y enteramente a la cola  en graduación. La idea de que se pasa de cualquier manera es una salvajada, la pataleta de quienes querrían poder bloquear a un alumno un año entero por su sola asignatura. Reajustar los criterios de evaluación haría que los alumnos perdiesen menos tiempo y el sistema menos energía y dinero en las repeticiones, que no sirven absolutamente para nada.

3.       ¿Los PCPI no han funcionado como puerta abierta a quienes no sacaron la ESO? ¿Los sustituirán la nueva FP básica que pretende reducir las tasas de abandono?
Así será, con la diferencia de que lo que se concebía como una excepción y un mal inevitable (aunque no lo era), ahora se celebrará como la regla y como una virtud, en la vieja idea de que "no todo el mundo vale para estudiar".

4.       ¿España puede llegar a reducir el abandono a menos de un 10% para 2020? Las recientes cifras del 23.5% ¿sólo son porque los chavales no se van a trabajar, puesto que no hay dónde?
Que no haya un empleo al que ir es sólo una parte de la ecuación, el pull. La otra es por qué no quieren seguir en la escuela, incluso dejando un posible empleo para más tarde. Ese de esa, del push, de lo que los expulsa, de lo que debemos ocuparnos en primer termino.

5.       ¿Podría citar algunas medidas que se lleven a cabo en otros países con recursos semejantes a España y que lograrían arreglar algo? ¿En España hace falta más dinero para Educación?
Hace falta más dinero en algunos puntos, pocos, no de manera indiscriminada, lo que seguro hace falta es emplear mejor el que se tiene (o, al menos, el que se tenía antes de los recortes).
Hay medidas que se han mostrado estelares, es decir, que han funcionado en muchos contextos, como la autoevaluación, la evaluación formativa, la microenseñanza, el avance extra de curso, los hábitos de estudio, el aprendizaje cooperativo, etc., pero no hay fórmulas generales. Corresponde encontrarlas, apoyándose en lo que sabemos y en su propia experiencia, a los equipos y profesores en los centros.

6.       ¿Está de acuerdo con los rankings en general, y con PISA en particular?
PISA es un excelente instrumento que, por vez primera, nos permite un estudio sistemático de sistemas y políticas. Loas rankings están entre una curiosidad y un daño colateral. Pero, por encima de todo, hay un derecho del del público a la información y un deber de transparencia por parte de la institución y de la profesión.

7.       Lo peor y lo mejor de la LOMCE, según su criterio.
Lo peor es, con mucho, la aceptación de que la cuarta parte de los alumnos, o ya veremos, no vaya a superar el tronco común y deba ser derivada prematuramente a una formación profesional devaluada. Lo mejor, poner en  cuestión el monopolio del profesorado sobre la evaluación. También estoy tentado de decir que lo mejor es haber devuelto la educación al debate público y, lo peor, haber provocado que este se desenvuelva en términos maniqueos.

8.       Muchos creen que el Bachillerato de 2 años es nefasto para la formación de los estudiantes, a diferencia de los cuatro pre-LOGSE. ¿Ud. qué opina?
Lo que creen esos muchos es que su onmisciencia les permitiría saber quiénes merecen estudiar bachillerato y quiénes no dos, tres o cuatro años antes que ahora, pero no saben de qué hablan. Cuestión distinta es que, ahora que los grados universitarios son de cuatro años, se podría haber ampliado al bachillerato a tres, o mejor haber añadido de nuevo un "preuniversitario" para quienes fueran a seguir esa vía.