Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

15 ene. 2014

¿A esto llaman evaluar la jornada continua?

El diario Las Provincias, de Alicante, titula hoy así una noticia: "Baja el absentismo y mejora el rendimiento entre los alumnos con jornada continua". La noticia se abre triunfal:
Los cuatro colegios (...) han realizado la primera evaluación (...). Y el resultado es que este cambio de horario ha superado su primer examen con buena nota.
 El rendimiento escolar (...) ha mejorado ligeramente y ha bajado el absentismo (...) en comparativa [sic] con el primer trimestre del pasado curso. La opinión de los padres, que también se ha recogido, es muy positiva (...).
Hasta aquí, todo claro. Si se sigue leyendo, lo primero que salta a la vista es que el periodista, que firma E. Brotons, no ha sabido hacer su trabajo y nos ha servido una chapuza al gusto de los partidarios incondicionales de la jornada continua.

"En el centro Nuestra Señora de la Paz 'el nivel de satisfacción es elevado y más del 90% de las familias está encantado' (...), señala el director (...), quien añade que uno de los puntos que los padres valoran es no tener que realizar tantos desplazamientos al día para recoger a sus hijos."
Vamos a ver... un poquito de claridad. ¿Quién tiene un nivel de satisfacción elevado? ¿Los profesores? Para las familias, encantadas al 90%, elevado sería decir poco. Pero ¿el 90% de qué? ¿De todas las familias? ¿Han pasado un cuestionario adecuado, anónimo y a todos? Si "uno de los puntos" que valoran es el que dicen, habría un cuestionario. ¿Podemos conocerlo, saber cómo se ha distribuido, saber la tasa de respuesta y ver las frecuencias? Después de todo, tendría que ser anónimo y ayudaría a decidir a otros centros, cuyos profesores sin duda ya están aduciendo la evaluación positiva en éste.
El director añade que el rendimiento entre los estudiantes es ya "ligeramente superior" y "no hay tal cansancio, así como que el absentismo por las tardes esta mejorando. De las dos primeras cosas me gustaría ver los datos, o más exactamente saber si hay datos o es la impresión, o el deseo, o una simple declaración del director (¿cómo han medido el cansancio?). Lo que sí podemos aceptar sin reservas es que esté mejorando el absentismo por la tarde... dado que ya no hay clases.
Me hubiera gustado ver la información del propio centro en su web, sin la penosa información de Las Provincias, pero no la tienen. El colegio tiene iniciativa para otras cosas, como estar entre los primeros en cambiar a jornada continua en la provincia o movilizar a los niños para una pitada contra los recortes, pero no tiene una web en la que informar a la comunidad escolar, y el AMPA tampoco.

En el CEIP Rajoletes, de Sant Joan, el rendimiento académico ha subido 0.15 puntos respecto del curso anterior (primera evaluación) y "hay una percepción de más asistencia por la tarde en los niños de infantil". "La percepción subjetiva es que se aprovecha más el tiempo; los padres no tienen que hacer tantos viajes y pueden comer en familia." ¿Percepción subjetiva? ¿De quién? Sobre asistencia, sería mejor e incluso más fácil tener cifras que "percepciones", creo yo. Por otra parte, tiene interés el absentismo de primaria, pero no tanto el de infantil, con perdón.
El Rajoletes sí que tiene web, pero sin información alguna sobre la jornada. Y su AMPA tiene un blog, con información variada en otros aspectos, pero en el que todo lo que puede averiguarse sobre la jornada es que "Junto al Equipo Docente y a la Dirección del Centro, la AMPA ha colaborado en la elaboración de un proyecto de JORNADA CONTINUA para el centro, que finalmente ha sido APROBADO por CONSELLERÍA siendo el CEIP Rajoletes el único colegio público del municipio en tener esta modalidad de jornada", sin rastro de documentos, ni debates, ni evaluación alguna.

En el CEIP Antonio Machado, de Elda, "también ha habido una mejoría del rendimiento, los alumnos no están tan cansados en clase (...) y, sobre todo, los abuelos lo han notado porque no tienen que hacer tantos viajes" (el centro no tiene comedor). La demanda por familias "desde que se supo que iban a aplicar la jornada continua ha subido un 10%. También hay menos faltas de asistencia." Qué lástima que sólo se nos dé una cifra sobre lo que no es parte de la evaluación, cuántas familias más quieren venir. Es lógico que otras familias que quieren continua quieran ir al centro, pero un 10% más no es mucho en una ciudad con nueve centros públicos de primaria e infantil, más dos o tres privados. Más interesante será saber cuántas familias se quieren ir (aunque, en un centro sin comedor, probablemente ya lo habían hecho) y cuántos profesores querrán ahora venir.
El Antonio Machado  también tiene web, más exactamente un blog, y en él podemos ver un documento titulado "Beneficios de la jornada continua" (sólo beneficios), los resultados de la priemra evaluación del curso y la consulta a los padres. El documento es en realidad un mero plagio abreviado del proyecto del CP Altamira, uno de los que difunde ANPE, un sindicato maestros particularmente beligerante en esto. La evaluación arroja una media de 7.27, frente a 7.06 el año anterior; es de suponer que nos dan la media de todos los cursos de primaria, aunque en ningún lugar se explica De la consulta no hay resultados, pero sí se nos muestra el procedimiento: pueden escribir por correo electrónico al centro, pues "las opiniones que nos envíen serán fundamentales para que podamos seguir con esta jornada durante los próximos cursos" (nada de evaluar, sólo que podamos seguir). Como es obvio, un correo electrónico no se considera si es anónimo y no es libre si deja de serlo. Ni cuestionario, ni muestra, ni secreto alguno: sólo adhesiones. ¡Viva Corea del Norte!

En el CEIP Azorín, de Catral, alguien, no se sabe quién (¡ay, el periodista: declaraciones sin fuente!), destaca "que la organizacion por las tardes es mejor" (¿para las actividades extraescolares, para los maestros en casa...?) y que los niños están "más contentos e integrados". Como de costumbre, ni un dato preciso ni una fuente concreta.
El Azorín también tiene web, y en ella podemos ver su proyecto de jornada continua: este está literalmente plagiado, al menos, del que hizo en 2010-2011 el CP Sancho III el Mayor, de Nájera, La Rioja (también lo plagian, por cierto, los CEIP Príncipe Don Juan Manuel, de Villena, y Párroco Francisco Más, de Crevillente, que yo sepa). En su rinconcito de la web del centro, la AMPA no dice esta boca es mía, pero el centro también da la oportunidad de opinar sobre la jornada al estilo norcoreano, con firma, es decir, por correo electrónico.

Una palabra, en fin, sobre la mejora del rendimiento. Lo primero que hay que señalar es que evalúan ese rendimiento los principales interesados en el cambio de jornada y los que ya lo anunciaban antes de cambiarla. Esto viola las reglas más elementales de la objetividad. Es posible que el rendimiento suba (es decir, no es imposible), pero también es posible que sólo lo haya hecho su percepción, que confundan los deseos con la realidad, incluso que sean ellos quienes rinden más en la resaca de haber conseguido la jornada que querían. La información que se nos da, de momento, no vale un centavo. Harían mejor los maestros en preguntarse cómo de se pasa ese brillante notable medio de primaria (al menos en Rajolete) a la segunda mayor tasa de fracaso escolar entre las CCAA: ¿una catástrofe inesperada o unas calificaciones poco fiables?
En la Evaluación General de Diagnóstico de los alumnos de 4º de Primaria, realizada por el Ministerio en 2009, la Comunidad Valenciana quedaba a la cola de las CCAA. De ahí se desprenden varias cosas: la primera es que, estando en la cola, no es difícil mejorar, hay un amplio margen para hacerlo; la segunda es que había y hay que hacerlo de todos modos, con una jornada u otra; la tercera es que se antoja incluso bastante frívolo que la única vía de mejora en la que el profesorado parece ponerse de acuerdo sea el paso a la jornada continua.
Lamentablemente no hay una evaluación objetiva, externa, de los alumnos de primaria de la Comunidad Valenciana que nos permita decir, ni hoy ni mañana, cuál es el efecto del cambio de jornada. Atribuir 0.21 puntos del Machado o los 0.15 del Rajolete a la nueva jornada tiene el mismo fundamento que tendría atribuírselos a Catalá o a Wert. Madrid, por ejemplo, es una comunidad autónoma políticamente muy parecida a la C. Valenciana (ambas bastiones del PP, desde hace muchos años, y con políticas educativas agresivas). En las pruebas CDI, realizadas de 2008 a 2011, las calificaciones de los alumnos de Primaria pasaron, en media, de 5.64 a 6.80... sin cambio de jornada y siendo mayoritaria la partida. Yo no voy a sacar de esto conclusiones sobre la jornada (no se puede, sería absurdo), pero los forofos de la continua pueden sí que ver desmentidas las suyas (no hace falta cambiar de jornada).
Más sobre la jornada escolar: vídeos / documentos