11 ago. 2011

Sobre el PIR y los Pirulos, o sea, el profesorado interno y residente


 Beatriz  Enríquez Villarejo, de La Gaceta, me envió unas preguntas sobre el "Profesorado Interno y Residente" del que tanto se viene hablando desde que lo propuso Rubalcaba. Nada que se reconozca en el sesgado, pobre y caótico artículo que salió luego: "Profesor interno residente: otra medida que llega tarde a España." Las reproduzco a continuación.

1. ¿Qué aplicación práctica tendría este MIR para profesores? ¿En qué beneficia a los futuros profesores y a los alumnos?
En la actualidad un profesor se incorpora al aula, habitualmente a la más difícil del centro, sin apenas formación práctica y ni sus colegas ni su centro tienen obligación efectiva alguna de darle apoyo. Por otra parte, una vez que se incorpora ya es inamovible para el resto de sus días. Beneficiaría a los profesores que quieren hacer un buen trabajo (no a los que buscan una sinecura) y a todos los alumnos. 
2. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes surgen de la propuesta?
La ventaja aparente es que permitiría formar mejor al profesorado desde el principio y evaluarlo mejor antes de que sea tarde, o sea, seleccionarlo. Inconvenientes no le veo, aunque sí costes y problemas. Costes, porque supone incorporar a esos profesores a tiempo parcial al aula, aunque su retribución podría ser menor que la de un profesor de pleno derecho (aunque debe ser suficiente para una vida independiente, ya que es un trabajo a tiempo completo); también se habla ya de pedir retribución para los tutores, pero me parece cínico, ya que va a ejercer dentro de su tiempo de trabajo. Problemas, por el riesgo de que, como tantas otras reformas, ésta pueda ser neutralizada por la burocracia institucional, profesional y sindical.
3. ¿Cree que el fracaso escolar se debe a la escasa formación del profesorado? ¿Cuáles son, a su juicio, los errores del sistema educativo que provocan tan elevada tasa de fracaso escolar?
El fracaso escolar se debe a múltiples causas, entre las cuales la formación del profesorado es sólo una, pero esto no debería impedirnos intentar atajarla. En mi opinion es una de las causas más importantes. Otras son los criterios de evaluación, los efectos perversos de la repetición, la desconexión de la escuela con los nuevos medios y redes de información, conocimiento y aprendizaje y, por supuesto, las desigualdades sociales anteriores o paralelas a la escuela.
4. ¿Cuál es la situación de España respecto a otros países europeos en cuanto a  selección del profesorado se refiere?
En Europa y en el mundo existen toda clase de fórmulas, pero España se distingue por algunos aspectos como el excesivo poder de los claustros, la falta de evaluación real del profesorado y la falta de competencias de los directores y las autoridades locales para contratar, evaluar, promover y despedir profesores.
-----------
Lo de PIR y Pirulos es cosecha aparte. J.A. Aunión, de El País, publicó días antes otro artículo que tituló "Llega el PrIR: profesor interno residente". Pero, si es que efectivamente llega, no creo que lo haga con esas siglas de difícil pronunciación, a pesar del loable esfuerzo del periodista. El gremio, ya se sabe, tiene una especial habilidad para poner motes a las nuevas figuras, generalmente con un toque de rechazo. Recuérdense los fofos (formadores de formadores) y fofitos (formadores), los ascensores (asesores), los rácanos (responsables de área y ciclo) y demás. Antes de que los llamen pirados, pirómanos o algo peor, propongo pirulos, que al menos suena cariñoso.