Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

19 may. 2011

¿Qué consecuencias traerá Bildu en las instituciones vascas?

Posts en Eskup, El País, 16-5-2011.

Aunque inconsistentes entre sí, hechas cada una a retazos y fuertemente contestadas por las minorías, las sentencias del TS y el TC constituyen mensajes perfectos: Bildu (y Sortu) se quedó fuera por muy poco y entró después por poco, lo que implica que a) serán estrechamente observados, b) tendrán que respetar las reglas y c) en cualquier momento pueden perder lo que han ganado. La democracia debe tratar a Bildu como si todo hubiera cambiado, es decir, como si hubiera roto entera, incondicional y exquisitamente con ETA, mientras no se demuestre lo contrario; y debe tratar a ETA y a los protagonistas de cualquier forma de violencia de baja intensidad como si nada lo hubiera hecho, o sea, como si estuvieran atentando cada día. El efecto político inmediato de la incorporación de Bildu será probablemente la expansión del nacionalismo en las instituciones, pero la pacificación y normalización de la vida política es condición necesaria para apreciar la ciudadanía y moderar las identidades, esto es, para devolver la cordura al debate en y sobre el País Vasco.
Tema:El debate:¿Qué consecuencias traerá Bildu en las instituciones vascas?
-------
Aunque inconsistentes entre sí, hechas cada una a retazos y fuertemente contestadas por las minorías, las sentencias del TS y el TC constituyen mensajes perfectos: Bildu (y Sortu) se quedó fuera por muy poco y entró después por poco, lo que implica que a) serán estrechamente observados, b) tendrán que respetar las reglas y c) en cualquier momento pueden perder lo que han ganado. La democracia debe tratar a Bildu como si todo hubiera cambiado, es decir, como si hubiera roto entera, incondicional y exquisitamente con ETA, mientras no se demuestre lo contrario; y debe tratar a ETA y a los protagonistas de cualquier forma de violencia de baja intensidad como si nada lo hubiera hecho, o sea, como si estuvieran atentando cada día. El efecto político inmediato de la incorporación de Bildu será probablemente la expansión del nacionalismo en las instituciones, pero la pacificación y normalización de la vida política es condición necesaria para apreciar la ciudadanía y moderar las identidades, esto es, para devolver la cordura al debate en y sobre el País Vasco.

Todo el debate:¿Qué consecuencias traerá Bildu en las instituciones vascas?