Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

5 abr. 2011

Progresa el iberismo, tanto en España como en Portugal

Hoy hemos presentado los resultados del tercer Barómetro de Opinión Hispano-Luso.
  • Portugueses y españoles piensan que las relaciones de ambos países son buenas, y los primeros en particular creen que han mejorado.
  • Las propuestas de cooperación en distintos terrenos ven mejorar su aceptación, excepto la de cooperación policial, judicial y militar, probablemente porque se desvanece la amenaza de ETA, presente en ediciones anteriores por la detección y detención de etarras en Portugal.
  • Los portugueses se pronuncian mayoritariamente a favor de la obligatoriedad del castellano en su enseñanza; los españoles, a favor de la oferta optativa de portugués en la suya.
  • El sentimiento iberista sube. En dos años, los partidarios de una federación ibérica pasaron del 39 al 46% entre los portugueses y del 30 al 40% entre los españoles.
  • Si ponderamos todas las actitudes, favorables o contrarias, la posibilidad de una confederación aprueba en España y casi en Portugal, mientras que la de federación o estado unitario tienen menor aceptación.
  • Si la propuesta de unión tiene más partidarios en Portugal que en España, pero también una aceptación general algo más baja, es porque las actitudes en el país vecino están más polarizadas.
  • Portugueses y españoles creen que la crisis dificulta las relaciones económicas, pero proponen afrontarla con más cooperación y no creen que las dificultades de un país afecten negativamente al otro.
  • En general, hay una actitud muy mayoritariamente favorable a las inversiones cruzadas, fusiones de empresas, etc.
  • El conflicto entre Telefónica y el gobierno portugués en torno a la compra de la participación de Portugal Telecom en la brasileña Vivo no interesa a la mitad o más de la población, y los que se definen al respecto están muy poco polarizados.
  • Los portugueses valoran a España por encima tanto de países altamente desarrollados como Alemania, Inglaterra y Francia como de los metiterráneos Italia y Grecia; los españoles sitúan Portugal por debajo de aquéllos pero por encima de éstos.
  • El interés por los asuntos del país vecino es moderadamente alto, mayor desde Portugal que desde España.
  • Unos y otros piensan que en su sistema educativo debería prestarse más atención a la historia y la cultura del país vecino.
  • Dos de cada tres españoles y cinco de cada seis portugueses han tenido alguna relación laboral, afectiva o académica con alguien del otro lado de la frontera, y para nueve de cada diez ha sido positiva.
  • En ambos lados, una amplia mayoría aceptaría trasladar su residencia al otro país por motivos familiares o profesionales.
  • Es mayor la proporción de lectores españoles de Saramago que la de lectores portugueses de vargas Llosa, ambo son altamente valordados y reina cierta confusión sobre cuál es nacionalidad.
Accede aquí a la presentación general de los resultados en castellano o en portugués.
Accede aquí a la presentación en PowerPoint en castellano o en portugués.
Accede aquí al cuestionario detallado en castellano o en portugués.