18 mar. 2011

Laicidad, capilla y demás

A la espera de encontrar el tiempo para volver sobre la cuestión de la capilla, recuperaré una vieja tribuna publicada en El País: "Ni confesionalismo ni laicismo", disponible también en este blog. Amplié el argumento no hace mucho en el capítulo "Laicidad institucional y libertad personal", escrito para el libro Aprender sin dogmas (Santander, Milrazones, 2011). Y he tenido la ocasión de defender nuevo la libertad de expresión religiosa en otra entrada de este blog: "Feijóo, el consejo y el hiyab: cuando los demócratas no son liberales". Leerlos podría ayudar a algún crítico a despejar sus propios fantasmas y así entender mejor mi propuesta.