Mi foto

Sociólogo, catedrático en la Universidad Complutense. Buena parte de mi investigación ha estado dedicada a la educación, en particular a las desigualdades escolares, la organización de los centros, la participación social, la profesión docente y la política educativa.
También he trabajado y trabajo sobre desigualdades sociales, sociología de las organizaciones, sociología económica. Ahora me interesan especialmente las redes, la internet y, en general, lo que llamo, para que rime, sociedad o era global, informacional y transformacional (SEGIT).

28 mar. 2010

Los profesores se pronuncian sobre la jubilación: hay esperanza

En el Barómetro del Profesorado se pregunta a éste sobre una decena de opciones en torno a la jubilación anticipada. Las respuestas posibles son:

MA: Muy de acuerdo
AA: De acuerdo
NN: Ni de acuerdo ni en desacuerdo
DD: En desacuerdo
MD: Muy en desacuerdo
NS/NC: No sabe o no contesta

Y se distribuyen así para cada una de las variantes consultadas:

1.        El trabajo de un maestro o profesor es especialmente duro, por lo que es justo que pueda jubilarse con su pensión completa y sin merma de ingresos a los 60 años, con independencia de lo que suceda en otros sectores

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

56,63

21,53

10,35

6,45

3,62

1,42

2.        La jubilación LOGSE se viene aplicando desde 1990, por lo que debe convertirse en una posibilidad definitiva para que no haya un agravio comparativo entre los profesores, con independencia de lo que suceda en otros sectores.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

53,79

19,24

13,28

7,03

2,92

3,75

3.        La jubilación LOGSE debe mejorarse, concediéndose, como pide algún sindicato, a todo el que sume 85 años entre los de edad y los de servicio.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

22,53

11,85

27,22

12,37

4,94

21,1

4.        La jubilación LOGSE debe mejorarse, concediéndose, como pide algún sindicato, cuando se cumpla una sola de las dos condiciones: 60 años de edad o 30 de servicio.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

37,27

20,5

22,17

9,68

3,85

6,53

5.        La jubilación LOGSE debe convertirse en definitiva, pero si la jubilación general se tuviera que retrasar en dos o en equis años, ésta también debería hacerlo

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

8,21

17,86

14,02

27,06

23,2

9,66

6.        La jubilación de los profesores debe ser como la del resto de los trabajadores, sin distinción.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

8,61

7,15

13,81

30,93

32,87

6,64

7.        La jubilación de los profesores debe ser como la del resto de los empleados públicos, sin distinción.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

8,05

7,25

13,81

31,03

32,02

7,85

8.        La jubilación de los profesores no debe tener ninguna característica especial, pero, quien lo necesite o lo desee, debería poder retirarse total o parcialmente del aula y de la docencia a partir de los 50 años, pasando a desempeñar otras tareas dentro de su horario.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

21,41

26,89

26,16

11,49

8,83

5,22

9.        El derecho a la jubilación LOGSE debe volverse definitivo y complementarse con la posibilidad de retirarse total o parcialmente del aula y de la docencia a partir de los 50 años, pasando a desempeñar otras tareas dentro de su horario.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

29,94

26,36

18,68

12,99

5,64

6,39

10.  Los profesores deben poder jubilarse anticipadamente con la misma edad o antigüedad que otras profesiones, o incluso antes, pero con lo cotizado y sin incentivos especiales.

MA

AA

NN

DD

MD

           NS/NC

7,96

8,33

28,88

22,84

16,47

15,51


Lo primero que salta a la vista de forma obvia, abrumadora, incluso hiriente, es que la mayoría lo quiere todo: la jubilación anticipada e incentivada porque creen merecerla o porque ya la han tenido otros de sus compañeros, y si es posible obtener mejoras adicionales, como las fórmulas de suma 85 o mínimo 60 o 30, o la actual más la retirada del aula a partir de los 50, ¡pues también!
Pero puede que aún quede alguna esperanza. Dejando de lado la fórmula 85, que por motivos que se me escapan les resulta poco atractiva, puede notarse que la última fórmula, jubilación anticipada sin incentivos, suscita los porcentajes más elevados de respuestas neutras (28,88%) y de no respuestas (15,51%), en conjunto no lejos de la mitad. Esto implica que hay vida no sólo inteligente, sino decente, y que una parte importante de los profesores cree que la opción de retirarse de la enseñanza antes que el resto de los mortales del resto de los empleos puede y debe dejarse abierta pero no tiene por qué ser estimulada.
Otro rayo de esperanza surge de la respuesta a la antepenúltima opción, jubilarse como todo el mundo pero poder apartarse total o parcialmente del aula a partir de los 50. A favor se muestra un total del 48,3%, junto al cual hay también un 26,16% de neutrales o indiferentes. Esto supone casi dos tercios de los profesores, una interesante mayoría en torno a una propuesta razonable, bien distinta de la impresentable jubilación LOGSE, y sobre la cual podría constituirse un consenso capaz de atender a la situación de tantos profesores entrados en edad, sin ganas o sin fuerzas ya para continuar en el aula, pero sin por ello perder su caudal de experiencia, ni violentar las arcas públicas, ni crear privilegios para unos que son agravios para otros. ¿Por qué no trabajar sobre esa fórmula?