17 jun. 2008

¿Igualdad o burocracia?

La institución y la profesión, particularmente en primaria, siempre han tenido a gala su igualitarismo. Sin embargo,  tratar de forma igual situaciones desiguales puede ser la mejor forma de perpetuar, reforzar o crear la desigualdad. Summum ius, summa injuria, decían los romanos, tomando una idea de Aristóteles: que la rigurosa aplicación de la norma puede producir efectos injustos.

Me viene esto a la mente por el caso de unos amigos cuyo hijo estudia danza, va a ingresar en el segundo ciclo del Conservatorio y se encuentra con que lo que lo que le ofrece el sistema educativo es cinco horas de clase por danza por la mañana y cinco o seis de ESO por la tarde, en distintos centros, más el tiempo de transporte a, entre y desde. Los padres, ambos abogados, están buscando la exención de la asistencia a la ESO, es decir, escolarizarlo en casa, pero a pesar de su nivel cultural, de sus medios económicos, del  buen expediente del niño, de que socializará por la mañana… y de que acabarán por conseguirlo, todo son obstáculos.

En el extremo opuesto, miles de gitanos quedan listos para sentencia cada vez que, por acompañar a sus padres en un desplazamiento laboral o acudir a una boda, pierden varios días de clase. Y es que ellos pueden ir de temporeros, peones, feriantes, buhoneros… y lo hacen en grupo, pero los payos trabajamos cerca de donde residimos, y nuestra movilidad laboral suele estar en la parte superior, o sea, en avión o AVE y en hogares con asistentas, canguros, etc.); ellos celebran bodas de varios días, porque ahí crean y recrean las redes de las que dependen su economía y su cultura, mientras que a los payos nos bastan unas horas del sábado o el domingo porque nuestras redes discurren por otros derroteros.       

¿Cuál es el problema? Muy sencillo: la inversión de la relación medios-fines, el ritualismo burocrático. La escolarización es el medio para la educación, pero a veces inmolamos ésta en el altar de aquélla.

3 comentarios:

  1. Estimado Mariano me alegra que poco a poco vayamos dejando nuestros prejuicios a un lado y tratemos de explorar la realidad tal y como es y no como alguna tradicion dicta. Cuando en la LOGSE se planteo la comprensividad se formulo en unos terminos totalitaristas propios de una mentalidad dialectica que concibe el mundo como una realidad dicotomica: buenos y malos, comunistas y capitalistas, intelecto y sentimiento, etcetera, freire ya advirtio la imposibilidad de avanzar en el desarrollo humano con esta perspectiva. No existe ningun dato que avale la necesidad de aplicar el mismo modelo educativo para todos, salvo el argumento economico de adaptar las necesides formativas de las personas a las laborales de los educadores o en ultima instancia del sistema economico. Hasta este punto estoy de acuerdo contigo siendo partidario de facilitar la eleccion de itinerarios desde 3º de la ESO, basandome en que las inquietudes de las personas, su desarrollo evolutivo y sus estilos de aprendizaje son diferentes.

    Dejando esto claro, me gustaria plantear una problema mayor que el curricular y es el de la discriminacion relacional. Vengo del mundo del deporte en donde muchos padres tienen la insana costumbre de adiestrar a sus hijos como monos con la ilusion de que triunfen en el circo, les devuelvan su autoestima y de paso les resuelvan su futuro economico. Me pregunto que clase de socializacion puede seguir un chico que se dedica 6 horas al dia a la danza y el resto a estar con sus padres, al igual que en el caso de los gitanos el problema es que a estos chicos no se les de la oportunidad de relacionarse con el mundo, la verdadera discriminacion no es curricular sino relacional, si no conocemos lo otro y a los otros como podemos dedicir que queremos ser, como convivir, que conocer o hacer. El chico deberia hacer danza en un centro multicultural en donde existan diferentes tipos de alumnos, y diferentes itinerarios formativos: ciencias, deporte, arte, etcetera. Esos padres abogados podrian leerse la distincion de Bourdieu y 101 cuentos clasicos de la india de Ramiro Calle, y reflexionar sobre el verdadero valor de su ideario cultural.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Escolarización=educación... porque lo que importa es que aprenda a cumplir con la rutina, a mantenerse a raya, a obedecer poderes formales y símbolos ajenos...
    Dejar que los niños se eduquen en casa... jamás. Perderán así el condimento esencial para la sociedad industrial: Disciplina (dependiente y externa, claro está)

    ResponderEliminar